Planeación Funeraria Desde Lejos: Una Guía Para Las Personas Que Cuidan Desde Lejos

Planear un funeral para un ser querido es una de las experiencias más difíciles a la que se tendrá que enfrentar. Este reto es más complejo, y más emocional y físicamente exhaustivo, si usted está haciendo los arreglos desde lejos.

Usted ha cuidado a su ser querido desde lejos ya por un tiempo, y se ha acostumbrado a cuidar de su ser querido desde lejos. Se ha familiarizado con la voz de los doctores, enfermeras, choferes, terapistas, personal de limpieza y cada una de las personas a las que usted confió el cuidado de su familiar.

Pero ahora, ha llegado a territorio desconocido.

Planear un funeral puede tomar mucho tiempo y energía. Es obviamente más fácil cuando usted conoce sus opciones, pero con un servicio fuera de la localidad, hay mucha incertidumbre. Como un agente designado, usted se preguntará como puede hacer honor a su ser querido de una forma que él o ella deseaban. Esto podría causarle más ansiedad, estrés e inquietud, especialmente si usted nunca ha sido la persona principal para hacer arreglos.

Sin embargo, a pesar de lo angustiado que se sienta, usted puede llevar a cabo un servicio funerario memorable, especial y bien planeado desde lejos. Tal vez tomará un poco más de esfuerzo, pero al final, tendrá un sentimiento de paz al saber que se tomó el tiempo para hacer un arreglo personalizado a pesar de la distancia. En el mejor de los casos, su ser querido ya hizo todos los arreglos de antemano. En ese caso, usted puede comenzar por llamar la funeraria para iniciar el proceso. Sin embargo, si el fallecido no hizo ningún arreglo, tendrá que hacer el trabajo por su cuenta. Si se está preguntando como planear un funeral desde lejos, esta guía le ayudará:

  • Reportar la muerte
  • Elegir el tipo de entierro y la funeraria
  • Conocer sus derechos como consumidor de servicios funerales
  • Planear un servicio
  • Hacer arreglos adicionales

 

Reportar la muerte de un ser querido

  Man on phone

Foto por Pixabay

Este puede ser un momento difícil con emociones fuertes, lo cual puede ser mucho más inquietante si está viviendo lejos. Una vez que su ser querido fallezca, lo primero que tiene que hacer es reportar la muerte a las autoridades apropiadas. Este paso se debe tomar para recibir el certificado de defunción, el cual se necesita para planear el funeral, poner en orden los bienes y finalizar los asuntos financieros.

Si su ser querido estaba en el hospital o en un asilo de ancianos, platique con los empleados por teléfono para obtener ayuda para reportar la muerte.  De lo contrario, usted puede llamar a una mortuoria para recoger el cuerpo de su ser querido. Si no puede determinar esa información a distancia, simplemente llame al 911. Sin importar como reporte la muerte, asegúrese de informarles si la persona era un donante de órganos o no.

 

Elegir el tipo de entierro y la funeraria

 Casket in hearse

Foto por Pixabay

Ojalá y haya tenido una conversación con su ser querido acerca de sus deseos funerales. Tal vez hayan querido ser enterrados sobre tierra, bajo tierra o cremados. Saber cómo querían descansar le ayudará a elegir una funeraria. Esto es un reto para una persona que cuida desde lejos, debido a que no podrá tener la oportunidad de encontrarse cara a cara, escoger un ataúd o urna en persona, o caminar por el panteón para elegir una parcela tranquila. Al investigar las funerarias y cementerios desde lejos, considere:

  • Trabajar con una funeraria con experiencia en ayudar a personas a planear funerales remotamente. Muchos le proveerán servicios completos, lo que significa que ellos se pueden encargar de los arreglos de la comida, las flores y otros arreglos con los proveedores de los servicios. Si es posible, investigue si puede hacer un solo pago a través de la funeraria en lugar de pagos múltiples por cada servicio.
  • Elegir un cementerio específicamente para aquellos que sirvieron en el ejército, si el fallecido era un miembro activo o veterano.
  • Obtener diferentes presupuestos de diversas funerarias para comparar servicios, paquetes y costos.
  • Conversar con otros seres queridos para determinar sus prioridades, como consideraciones religiosas o culturales.
  • Visitar las páginas de internet de varias funerarias para tener una idea de lo que ofrecen y lo que usted necesita.

 

Conocer sus derechos como consumidor de servicios funerales

Usted es elegible a derechos federales específicos como consumidor de servicios funerales. Usted podría también contar con diferentes derechos provistos por su estado, pero cada estado varía en sus legalidades. Por ejemplo, algunos estados permiten entierros en casa con zonificación apropiada, mientras que otros requieren un entierro en un cementerio establecido. De acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés), usted tiene el derecho a:

  • Recibir presupuestos por teléfono.
  • Obtener una lista detallada de precios por escrito.
  • Comprar solo lo que usted desea.
  • Rechazar embalsamamiento (aunque algunos estados lo requieren dentro de 24 horas).
  • Cremar el cuerpo en un contenedor alternativo en vez de un ataúd.
  • Usar un ataúd o urna comprada de con otra compañía sin tener que pagar tarifas adicionales.
  • Recibir una declaración de compras por escrito antes de pagar.

Una vez más, es importante que investigue los requisitos y regulaciones en el estado donde su ser querido será enterrado. Podría haber otras opciones para considerar.

 

Planear un servicio

 rose bouquet

Foto por Pixabay

Cuando usted esté listo para planear los servicios de su ser querido, usted querrá empezar con sus deseos. Él o ella podrían tener directivas por escrito donde los servicios funerales son de importancia. De no ser así, usted tendrá que considerar como las creencias, valores y prioridades del fallecido guiarán los arreglos que usted planee.

Si su ser querido era religioso, empiece el proceso de planeación contactando al líder  del lugar de alabanza donde él o ella asistían. Si no asistían a un lugar en particular para de alabanza pero tenían una inclinación espiritual o filosófica, vea si puede encontrar a un líder en la comunidad que se asimile a los mismos valores. Pero  también puede trabajar con el director de la funeraria para planear un servicio que sea o no religioso. Algunos de los arreglos funerales a considerar incluyen:

  • Visita la tarde antes del funeral, donde las personas vienen a dar sus condolencias a los familiares y dar honor al fallecido. Este podría tener un ataúd abierto o cerrado.
  • Una ceremonia religiosa antes de los servicios funerales, tal como una misa católica en la iglesia del fallecido antes del entierro.
  • Un servicio laico con algunas lecturas y un encomio, y la lectura de los mejores aspectos de la vida de la persona.
  • Un servicio conmemorativo que se lleva a cabo después de que el cuerpo es enterrado o cremado.
  • Una comida o cena después de los servicios en la casa del fallecido, en el lugar de alabanza, o en la funeraria.

Cuando converse con las funerarias, busque una que pueda imprimir materiales, aceptar envíos y encargarse de los pequeños detalles para que usted no se tenga que preocupar al estar lejos.

 

Hacer arreglos adicionales

 Man holding flowers

Foto por Pixabay

Un servicio funeral es la oportunidad para que las personas se apoyen las unas a las otras en el proceso de duelo y dar honra a la memoria del ser querido que a partido. Al ser la persona encargada de hacer los arreglos, usted tiene que encontrar el balance entre respetar los deseos del fallecido y proveer un cierre para los familiares y amigos. Esto se puede extender a arreglos adicionales, como:

  • Llamar a diversas florerías para los arreglos de flores para el servicio y el lugar de entierro.
  • Una lista de opciones para que las personas donen a una organización caritativa en memoria del fallecido.
  • Pedir a la funeraria que prepare tecnología para una conferencia a distancia para que los familiares y amigos que viven fuera de la ciudad puedan usar cámaras web y participar del servicio.
  • Contactar restaurantes locales para proveer comida, bebidas y un lugar para la recepción después del servicio.
  • Preguntar a la funeraria sobre el mantenimiento continuo de la tumba, incluyendo poner flores frescas en el lugar de sepultura.

Ya sea que usted tenga instrucciones de su ser querido o usted tenga que tomar todas las decisiones por su cuenta, planear un funeral a distancia plantea retos únicos.  Es importante que tenga una red de apoyo para que no se sienta sobrecogido durante estos momentos tan emocionales. Es fácil cerrar los ojos y enfocarse tanto en los arreglos funerales y evadir pasar por el proceso de duelo. Asegúrese de tomar el tiempo para dar prioridad a cuidarse y buscar ayuda cuando lo necesite. Dese tiempo para llevar su duelo para que encuentre paz y cierre después de sufrir una pérdida.