Skip to main content
Home LogoHome Skip Navigation
funeral cremacion

¿Cuáles Son Las Ventajas de la Cremación?

Una de las decisiones que debe enfrentar una familia al momento de fallecer un ser querido es escoger el lugar donde descansarán sus restos mortales. El entierro o inhumación fue durante mucho tiempo la elección más frecuente, ya que les permitía a los familiares tener un lugar dónde visitar y rendir homenaje a sus seres queridos.

En años recientes sin embargo, la cremación se ha convertido en la opción más común.

La cremación consiste en incinerar el cuerpo para reducirlo a cenizas. Los restos se pueden guardar en una urna, que no ocupa mucho espacio, o esparcirse en algún lugar de valor emocional para la familia o en algunos casos, siguiendo la última voluntad del fallecido.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Directores Funerarios (NFDA, por sus siglas en inglés), el número de cremaciones en los Estados Unidos ha aumentado significativamente en los últimos años. En el 2015, el número de cremaciones superó la cantidad de entierros por primera vez en la historia.

El más reciente informe de la NFDA indica también que la tasa de cremaciones seguirá aumentando hasta un 78.4 por ciento en el año 2040, cuando el número de entierros se habrá reducido a apenas un 16 por ciento.

Esta clara tendencia a preferir la cremación sobre el entierro tiene muchas ventajas.

El costo de la cremación es menor que el costo de un entierro

Compañías como Cremation Society of America ofrecen servicios de cremación por un costo que oscila entre los 800 y 1,000 dólares.

Comparativamente, el costo de un entierro es muy superior, ya que hay que pagar la tumba en el cementerio, los costos de abrir y cerrar la fosa y el valor de la lápida o placa conmemorativa. Adicionalmente, y dependiendo del lugar, es posible que la familia tenga que pagar una bóveda de entierro que exigen algunos cementerios.
Actualmente un entierro en los Estados Unidos puede llegar a costar en promedio 9,000 dólares, sin contar muchos otros gastos asociados a los servicios funerarios.

Los restos mortales pueden ser trasladados de un lugar a otro

Las cenizas normalmente pesan entre 3 y 9 libras, y caben en una pequeña urna que se puede transportar a diferentes lugares si la familia así lo desea.

En casos específicos donde la familia reside lejos del lugar donde falleció la persona, la cremación les permite transportar sus restos mortales con facilidad y enviarlos a otros miembros de la familia.

El impacto ambiental es mínimo

Por diversas razones, la cremación de una persona fallecida tiene un efecto menos nocivo en el medio ambiente, que el entierro en un cementerio.

El proceso de embalsamar un cuerpo para velarlo requiere grandes cantidades de sustancias tóxicas que eventualmente van a llegar a la tierra y que pueden contaminar fuentes subterráneas de agua.

La cantidad de materiales como madera, cobre, bronce y concreto que se usa en las tumbas es gigantesco y también impacta el medio ambiente de forma negativa.

No interfiere con los servicios funerarios

La familia del fallecido le puede rendir los mismos honores que rendiría en el caso de un entierro. Las cenizas se pueden velar en una funeraria para recibir la visita de amigos y conocidos; se pueden organizar misas u otros servicios religiosos y hasta se pueden aplazar los servicios hasta que toda la familia pueda reunirse.

Permite disponer de los restos mortales de muchas formas

En muchos casos los familiares no quieren conservar las cenizas, sino que quieren esparcirlas en el océano, las montañas u otros lugares con algún significado especial para el fallecido.

Excepto a ciertas restricciones ambientales, las cenizas se pueden esparcir libremente en terrenos que no sean propiedad privada.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) establece ciertas regulaciones para disponer de restos humanos, incinerados o no, como por ejemplo hacerlo a más de tres millas náuticas de la costa, y en aguas de al menos 600 pies de profundidad.

Algunas compañías que prestan servicios de cremación ofrecen el servicio adicional de disposición de las cenizas de una forma segura y respetando las regulaciones.

Prepararse para el futuro

La muerte de un ser querido implica un golpe emocional muy fuerte para cualquier persona. Adicionalmente, mucha gente no es consciente de los gastos funerales que una muerte conlleva.

Una de las maneras más sensatas de prepararse para estos gastos es adquiriendo un seguro de gastos funerarios, también conocido como seguro de gastos finales.

Lincoln Heritage Life Insurance Company® ofrece este seguro a través de su programa Funeral Advantage®, lo que les permite a las familias prepararse con antelación para estas dificultades financieras.

El programa Funeral Advantage es un seguro de vida para cubrir precisamente estos gastos finales que acarrea la muerte de un familiar, desde los costos del funeral hasta gastos médicos o deudas de tarjetas de crédito.

Está diseñado para que personas de entre 40 y 85 años de edad puedan pagar estos costos.

Una de sus ventajas es que paga hasta 20,000 dólares en efectivo a sus seres queridos, y tiene un beneficio adicional de hasta 100,000 dólares en caso de muerte por accidente.

Reclamaciones aprobadas se pagan en 24 horas.

Además de todo esto, no se requiere un examen médico para calificar para este seguro, solo contestar unas preguntas de salud en la solicitud; la mayoría de las personas califican aún con condiciones de salud.

Las tarifas y el beneficio que pagan son fijos durante toda la vida de la póliza siempre y cuando se paguen las primas.

Si usted desea obtener más información acerca de los costos de los servicios funerarios en los Estados Unidos puede encontrarla visitando la página de Lincoln Heritage Funeral Advantage.

MENÚ