Skip to main content
Home LogoHome Skip Navigation
un entierro natural

5 Razones Para Tener un Entierro Natural

Ante la muerte de un familiar, las opciones para darle un descanso final a nuestros seres queridos han sido tradicionalmente el entierro o la cremación. Los entierros, aunque fueron la opción tradicional mas común durante mucho tiempo, han disminuido en las últimas décadas para darle lugar a la cremación como alternativa más frecuente.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Directores Funerarios (NFDA, por sus siglas en inglés), en el año 2020 solamente un 37,5 por ciento de las personas fallecidas en los Estados Unidos fueron enterradas, mientras que las sometidas a cremación constituyeron un 56 por ciento. En otras palabras, actualmente más de la mitad de las personas fallecidas ya no son enterradas, y esta tendencia va en aumento.

Así mismo, existen otras alternativas menos conocidas para darle un destino final a nuestros seres queridos. Una de ellas es el entierro ecológico o natural, que ha venido ganando aceptación lentamente gracias a que es más económico y mucho más sencillo que un entierro convencional, además de que su impacto ambiental es mucho menor.

Muchas personas creen que para enterrar un cuerpo hace falta un cementerio, un ataúd o un servicio funeral. Lo cierto es que nada de esto es obligatorio ni requerido por la ley. En muchos casos ni siquiera es necesario embalsamar a una persona fallecida.

Todos estos requerimientos de los servicios funerales tradicionales aumentan los costos y tienen un impacto en el medioambiente.

Qué es un entierro natural?

Un entierro ecológico o natural consiste en enterrar al difunto de una manera en que no afecte negativamente a la naturaleza sino que por el contrario, ayude a protegerla y conservarla, disminuya la contaminación y promueva un medio ambiente más saludable.

Al enterrar un difunto estamos llenando la tierra de materiales que son nocivos para el medio ambiente. Desde las sustancias químicas que se usan para embalsamar al cuerpo hasta los materiales con los que se fabrican los ataúdes, todo tiene un impacto negativo en la naturaleza.

La cremación, por su parte, también tiene un efecto nocivo, ya que libera grandes cantidades de humo con partículas tóxicas a la atmósfera.

En un entierro natural no se utilizan los féretros tradicionales, ni se embalsaman los cuerpos. De la misma manera, no se utilizan bóvedas de concreto ni lápidas de mármol.

Otra opción ecológica que puede considerar es la de lanzar al mar a los restos de un ser querido, bien sean las cenizas o el cuerpo en un contenedor. Al igual que sucede con un entierro ecológico en tierra firme, lo primordial es usar materiales biodegradables tanto en el ataúd como en la ropa que lleva el difunto.

Existen ciertas reglas que establece la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) para hacer entierros en el mar. Entre ellas, no permite que se lancen restos al océano a menos de tres millas náuticas de las costas; también prohibe que se arrojen restos de animales; y por supuesto impide que se utilicen materiales que sean dañinos para el mar.

En el caso de las cenizas, también aplica la regla de las tres millas náuticas.

Cinco razones para preferir un entierro natural

1. Protección del medio ambiente

En lugar de usar ataúdes de materiales sintéticos o de madera pintada y tratada con sustancias químicas, se usa un contenedor biodegradable; entre otras opciones, existen recipientes de cartón que una vez bajo tierra son reabsorbidos sin contaminar y que pueden ser usados para transportar el cuerpo y velarlo durante un servicio religioso.

La ropa se cambia por sudarios de telas naturales como lana o algodón, en lugar de ropa hecha de materiales artificiales.

Adicionalmente, si el cuerpo no fue embalsamado, se evita llevar a la tierra los fluídos tóxicos que se utilizan en este proceso. Además, al no estar embalsamados, los cuerpos se descomponen de manera más espontánea, convirtiéndose en alimento para la tierra y cumpliendo así un ciclo natural.

De acuerdo con la organización Funerals Consumer Alliance, cada año en los Estados Unidos se usan cerca de 5.3 millones de galones de liquido para embalsamar y se consumen 30 millones de pies cuadrados de madera para fabricar ataúdes. Los entierros naturales reducen sensiblemente el uso de todos estos materiales.

2. Más económico y simple

Los costos de un entierro y un funeral tradicional en los Estados Unidos son bastante altos, y rondan los 9,000 dólares en promedio. Un entierro natural reduce sensiblemente estas cifras al evitar ataúdes costosos, bóvedas de entierro y el uso de lápidas conmemorativas de mármol o de otros materiales costosos.

3. Permite celebrar ceremonias similares a las de un servicio convencional

El entierro natural permite honrar la memoria de la persona que se ha ido de la misma manera que en un funeral convencional. Se acostumbra velar a los muertos en el bosque, cerca del lugar donde van a ser enterrados. Su localización en el bosque se puede indicar con arboles o piedras, para que su familia pueda visitarlo cuando quiera, de la misma forma que lo haría en un cementerio.

4. Protege a los trabajadores de la industria funeraria

Las personas que trabajan embalsamando cuerpos están constantemente expuestas a sustancias químicas nocivas para su salud; en cambio con un entierro natural se evitan en gran medida este riesgo.

5. Se puede prepagar con un seguro de gastos funerales

Al igual que con cualquier otro tipo de arreglos de esta clase, los costos de los servicios funerarios se pueden pagar por adelantado gracias a planes de seguros de vida para gastos finales. Tener un seguro de gastos funerales es una excelente manera de prepararse para esta situación.

La compañía Lincoln Heritage Life Insurance Company® ofrece este seguro a través de su programa Funeral Advantage. Este programa es muy beneficioso porque le permite librarse de la pesada carga financiera que implica pagar un funeral.

Una de sus ventajas es que es muy fácil calificar y ser aprobado. Solo hace falta llenar un breve y sencillo formulario y responder algunas preguntas de salud. La mayoría de las personas que aplican son aceptadas, a pesar de tener preexistencias médicas.

Ademas de esto, una vez aprobada, la cobertura se puede emitir muy rápidamente y si siempre se paga a tiempo, los beneficios no disminuyen ni las tarifas aumentan.

También es beneficioso porque los planes son muy económicos y las tarifas empiezan en 15 dólares al mes, lo que lo hace sumamente accesible para millones de personas.

Cuando llegue el momento de hacer la reclamación de los beneficios, la compañía los paga dentro de las primeras 24 horas tras la aprobación de la solicitud y paga hasta 20,000 dólares en efectivo. Además, este beneficio puede usarse para pagar otros gastos finales como gastos médicos o deudas de crédito.

Si usted desea obtener más información acerca del programa Funeral Advantage y de los crecientes costos de los servicios funerarios en los Estados Unidos puede encontrarla visitando la página de Lincoln Heritage Funeral Advantage.

MENÚ