Skip to main content
Home LogoHome Skip Navigation

¿Cómo Planificar Tu Propio Funeral?


Muchas personas nunca piensan en su propia muerte y mucho menos consideran la posibilidad de planear sus últimos días de vida. Esto es particularmente común entre personas jóvenes y saludables.

Otras personas, afectadas por enfermedades crónicas o con un historial de males hereditarios, tienden a hacer preparativos para hacer su partida menos dolorosa para sus familias.

Por eso, planificar su propio funeral, aunque a algunos les parezca algo sombríoio incómodo, en realidad tiene mucho sentido. Especialmente porque los costos de los servicios funerarios son bastante altos y solo tienden a aumentar a medida que pasa el tiempo. Se estima que en los Estados Unidos un funeral cuesta en promedio unos 9,000 dólares. Pero esto puede variar según las preferencias de la familia, y en muchos casos, aumentar de forma considerable.

Ante esta realidad, muchas personas piensan en planificar, para no dejarle una carga económica a sus familiares. Por eso existen planes de seguro diseñados específicamente para pagar por adelantado los costos de un funeral y todos los gastos asociados con él.

Uno de ellos es el programa Funeral Advantage, que ofrece Lincoln Heritage Life Insurance Company®. Una de las herramientas que provee este seguro de vida para gastos finales es un formulario donde usted detalla sus últimos deseos al momento de su muerte. No es un testamento ni tiene validez o efectos legales, sino que sirve para que usted deje por escrito todos los detalles de su fallecimiento.

Allí usted puede explicar si quiere que lo entierren o prefiere la cremación; elegir si quiere que lo vistan con su ropa preferida, con su reloj, con sus anteojos, o con cualquier efecto personal que usted considere, por citar algunos ejemplos.

Si no ha completado un formulario de sus últimos deseos, resulta importante que usted especifique por escrito sus planes y deseos, y que varias personas de su familia tengan acceso a ese documento.

Por otro lado, es de suma importancia que usted elabore un testamento con la ayuda de un abogado donde decide la distribución de sus bienes.

Una de las primeras decisiones que debe considerar es si prefiere ser enterrado o sometido a una cremación. Durante siglos el entierro era un procedimiento muy común para despedir a los muertos y tiene raíces históricas y religiosas muy profundas. Sin embargo, en décadas recientes la cremación se ha convertido en una alternativa más común. Esto debido, entre otras cosas, al costo. Un entierro requiere pagar una fosa en un cementerio, los costos de abrir y cerrar la fosa, transporte, y el uso de una lápida conmemorativa, entre otros gastos.

Si decide el entierro, seleccione el cementerio y detalles menores como el tipo de flores que quiere recibir. En algunas partes se ha convertido en práctica común no recibir flores sino pedir donaciones a obras benéficas en lugar de las flores.

Puede pensar en el mensaje que quiere que se escriba en su lápida, y que será lo que vean quienes visiten su tumba.

En caso de que su cuerpo sea sometido a una cremación, piense el destino de las cenizas. ¿Quiere que las esparzan al viento en el océano o en las montañas? Hay reglas y normas ambientales relacionadas con eso, así que debe informarse bien.

Una vez se decida si prefiere un funeral o un entierro, establezca un presupuesto. Considere los costos finales y planee la manera cómo se van a pagar. Si tiene un seguro de vida para gastos finales, ya está cubriendo los costos y le está dando una gran tranquilidad a sus allegados.

Recuerde que el presupuesto debe cubrir costos de traslados,funeraria , embalsamamiento si se requiere, ceremonia conmemorativa, ataúd o féretro
, fosa de entierro y lápida si va a ser enterrado, junto con otros costos asociados.

Designa a una persona para que se encargue de gestionar el presupuesto cuando llegue el momento y sea responsable de los pagos.

También piense en el tipo de ceremonia que quiere. Algunas personas prefieren un servicio religioso, mientras que otras simplemente reúnen a la familia para una conmemoración.

Hay muchos detalles que puede planear para la ceremonia. Sus amigos o familiares cercanos pueden expresar unas palabras para hablar de su legado personal.

Algunas personas piden que se toque una canción específica o algún tipo de música durante la ceremonia. Encargue a alguien de hacer cumplir ese deseo en su funeral.

Otra decisión importante para planificar su funeral es designar a una persona encargada de comunicar su deceso a familiares, amigos y conocidos. Esa persona debe conocer a sus allegados e informarles oportunamente. En muchos casos se publica una nota en la prensa, y más recientemente, se hace público a través de las redes sociales.

Adicionalmente considere si algunos de sus familiares necesitan viajar para su funeral. Si viven lejos en otra ciudad u otro país, probablemente deba planear su viaje y en muchos casos, pagarlo.

Existen muchos recursos para planificar un funeral. La Comisión Federal De Comercio de los Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) tiene guías valiosas que lo pueden ayudar.

Todos estos planes cuestan dinero y desafortunadamente los costos tienden a aumentar con el tiempo. Por eso uno de los aspectos centrales de planificar su propio funeral es considerar cómo se van a pagar todos los gastos relacionados.

Una manera muy acertada y sencilla es obteniendo un seguro de vida para gastos finales como el que ofrece Lincoln Heritage Life Insurance Company® a través de su programa Funeral Advantage.

Este tipo de seguro de vida garantiza la tranquilidad de sus seres queridos, ya que los costos de su funeral quedan cubiertos hasta por $35,000 dólares, y recibe la ayuda y el respaldo de la Funeral Consumer Guardian Society para resolver los detalles de su despedida.

Si usted desea recibir información adicional acerca de cómo cubrir los costos funerarios, puede encontrarla visitando la página de Lincoln Heritage Funeral Advantage.

MENÚ