Skip to main content
Home LogoHome Skip Navigation
cofres en una funeraria

¿Qué Se Necesita Para Trasladar Un Cadáver En Los Estados Unidos?


La muerte de un ser querido será siempre una situación dolorosa y difícil para familiares y amigos. Pero cuando una persona fallece lejos de su hogar, deja a su familia ante la enorme dificultad de trasladar el cuerpo hasta el lugar donde le darán el último adiós.

El número de personas que muere durante viajes de vacaciones o de trabajo es bastante bajo comparado con la cantidad de viajeros cada año, pero también puede suceder que la persona haya expresado como última voluntad que lo envíen a otra ciudad o a otro país para su descanso final.

Sea cual sea la situación, lo cierto es que transportar una persona fallecida dentro de los Estados Unidos, así como enviarla o traerla de otro país, puede ser una operación complicada y sobretodo, muy costosa.

Traslados dentro de los Estados Unidos

Probablemente la manera más económica sea llevar a la persona fallecida por vía terrestre. Si planea hacerlo dentro de un mismo estado, lo primero que debe investigar es si las regulaciones estatales requieren que el cuerpo esté embalsamado o refrigerado. Muchos estados exigen lo anterior.

El costo de embalsamar un cadáver oscila entre los 500 y 700 dólares.

En algunos estados es posible transportar un transportar un cuerpo sin tener una licencia de director de funeraria. Sin embargo, va a necesitar otra documentación, como por ejemplo, el certificado de defunción o algún tipo de permiso de tránsito.

De igual forma, si lo va a transportar de un estado a otro debe asegurarse de cumplir con las regulaciones de los dos estados. Algunas restricciones pueden no existir en un estado, pero sí en otro.

Por eso, en esta situación especifica, lo más recomendable es consultarlo o dejarlo a cargo de una funeraria que conozca las condiciones locales.

Si la distancia es grande y no es viable hacer el traslado por vía terrestre, usted va a requerir un servicio de transporte como tren o avión.

Por disposiciones de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés), un individuo no puede hacer los arreglos para enviar un cuerpo sin vida. La regulación existente exige que una funeraria que esté registrada como un remitente conocido o “known shipper”, se encargue del traslado.

Un “known shipper” es una persona o una compañía que se ha registrado ante la TSA y ha obtenido una aprobación satisfactoria de parte de la entidad para enviar carga por avión u otros medios de transporte.

Cuando contacte a una funeraria, debe preguntarle si está registrada ante la TSA como un “known shipper”. Es un requerimiento legal y las aerolíneas no van a permitir que una persona no autorizada intente enviar un cuerpo.

En este sentido es importante señalar que es mucho más sencillo y económico transportar las cenizas de un ser querido, ya que los requerimientos de la TSA son mucho más simples en este caso.

Los costos se duplican

Probablemente va a requerir el servicio de, no una, sino dos funerarias. La que recibió el cadáver en el lugar del fallecimiento, y la encargada de recibirlo en su destino final. Muchas funeraria cobran una tarifa por enviar el cuerpo a otra funeraria. De la misma forma, la que lo recibe va a cobrar su tarifa por recibirlo, por lo que es frecuente tener que pagar estos dos costos adicionales.

Si decide enviar el cuerpo por avión, lo mas común es que el cuerpo sea enviado en un avión de carga y recibido por un servicio funerario que lo lleve al lugar de la velación. Sin embargo, si usted quiere acompañar al cuerpo, puede transportar al difunto en una aerolínea comercial y pagar su boleto adicional.

Los costos dependen de muchos factores, incluyendo la distancia y el peso. A esto, debe sumar el contenedor en que va a transportar a la persona fallecida, cualquier documentación o permiso que sea requerido y el embalsamamiento.

Solamente los costos del transporte aéreo pueden oscilar entre 1,500 hasta 15,000 dólares para vuelos internacionales.

Traslados hacia el exterior y repatriaciones

En el caso de muerte de un ciudadano de los Estados Unidos en el exterior, los agentes consulares del gobierno estadounidense prestan asistencia a las familias para traer el cuerpo de vuelta.

Normalmente pueden ayudar en hacer arreglos con las autoridades locales para la preparación y el envío del cuerpo y le pueden indicar los requerimientos específicos según las leyes de cada país. Igualmente le van a decir cuáles son los documentos que deben acompañar el envío, como certificado de defunción y permisos de tránsito. En casos excepcionales, las autoridades de los Estados Unidos pueden requerir documentación adicional.

Sus opciones a la hora de tomar una decisión

Una de las maneras más aconsejables para enfrentar una situación tan delicada como ésta es adquirir un seguro para gastos finales. Estos seguros, también conocidos como seguros funerales, se encargan de pagar los gastos asociados con la partida final de un ser querido, y pueden ayudar a cubrir otros gastos adicionales como facturas médicas o deudas pendientes de pago.

Por ejemplo, la compañía Lincoln Heritage Life Insurance Company® ofrece un plan de seguro funeral llamado Funeral Advantage que le ofrece hasta dólares en efectivo para cubrir sus gastos finales. Esta es una de las opciones más recomendables a la hora de prepararse para esta situación.

Uno de sus beneficios es que no requiere un examen médico para obtener cobertura. La solicitud es muy sencilla; solo requiere llenar una página de información y responder algunas preguntas sobre su salud.

Con el programa Funeral Advantage de Lincoln Heritage Life Insurance Company, la mayoría de las personas califican, a pesar de tener condiciones de salud. Así que no debe preocuparse al responder preguntas de salud, no hay por qué temer que una enfermedad le vaya a impedir obtener el seguro.   

Otra ventaja es que las mensualidades son muy bajas y tanto la tarifa como el beneficio que reciben siempre es igual, mientras se paguen a tiempo las primas.

Si una persona viaja frecuentemente debe considerar la opción de tener un seguro de vida de gastos finales como Funeral Advantage, con una cobertura apropiada para protegerse ante la desafortunada eventualidad de morir mientras se encuentra lejos de su hogar. De esta forma no deja esta pesada carga financiera sobre sus familiares.

Si usted desea recibir información adicional acerca de cómo cubrir los costos funerarios, puede encontrarla visitando la página de Lincoln Heritage Funeral Advantage.

MENÚ