Skip to main content
Home LogoHome Skip Navigation
gastos funerarios blog header

¿Cómo Ahorrar Dinero en Gastos Funerales?


La muerte de un ser querido es uno de los momentos más difíciles que puede vivir cualquier persona. Mas si se trata de familiares cercanos como padres, hermanos o hijos. Y en medio de ese dolor, una de las preocupaciones iniciales es sin duda el costo de darle una despedida digna a la persona que falleció.

Los costos de un funeral y un entierro son cuantiosos y no todas las familias están preparadas para enfrentarlos.

¿Cuánto cuesta un funeral?

Los gastos relacionados con un funeral varían y dependen de muchos factores, pero según el portal Parting.com, el costo promedio de un funeral tradicional en los Estados Unidos oscila entre los $7,000 y $10,000 dólares.

Este rango de precios incluye normalmente los servicios que presta la funeraria, como la planeación del funeral, los trámites administrativos como permisos y copias de certificados de defunción, y el transporte del cuerpo. Estos son considerados gastos básicos, ya que son independientes de detalles específicos que cada familia quiera.

Hay otros gastos adicionales que pueden ser opcionales, y que incluyen el embalsamamiento y la preparación o maquillaje del fallecido, el uso de una sala de la funeraria para la velación, la ceremonia, el alquiler de una carroza fúnebre, el tipo de ataúd, y el entierro o la cremación.

Adicionalmente hay otros gastos relacionados con bienes y servicios que la funeraria compra a otros proveedores. Aquí se incluyen las flores, la publicación de avisos fúnebres, las ceremonias religiosas y contratación de músicos, por ejemplo.

Afortunadamente en los Estados Unidos existe una ley que protege a los consumidores a la hora de comprar estos servicios funerarios, conocida en inglés como “The Funeral Rule”.

La Comisión Federal De Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) se encarga de hacer cumplir esta ley para garantizar que las personas que están pagando los gastos funerarios de un ser querido no incurran en gastos innecesarios o indeseados. Si desea más información al respecto, la Comisión Federal De Comercio publica una guía detallada en su página de internet con una descripción de los costos funerarios.

Maneras de ahorrar: la Ley de Funerales

El primer paso para ahorrar en los costos funerarios es conocer sus opciones y sobretodo, sus derechos, consignados en la Ley De Funerales mencionada anteriormente. Antes de aceptar cualquier oferta, recuerde algunos puntos básicos:

  • Solo tiene que pagar por lo que realmente quiere y necesita.
  • Le tienen que dar la información de precios por teléfono. No necesita ir personalmente a una funeraria.
  • Le deben entregar una lista detallada y completa de precios por escrito, antes de hacer su pago.

Cremación en lugar de entierro

Una de las primeras decisiones que debe tomar la familia es si la persona fallecida va a ser enterrada en un cementerio o si se va a someter a una cremación.

El costo de la cremación es inferior al entierro y permite llevar las cenizas de un lugar a otro en una urna. De esta forma se ahorra en gastos de entierro tales como la fosa en el cementerio, la excavación de la misma y en algunos casos, el recubrimiento que requiere la fosa para evitar que colapse, y que tiene un costo adicional.

También es importante mencionar que no es obligatorio comprar un ataúd para la cremación. La familia puede rentar un ataúd por una fracción del costo y usarlo para transportar el cuerpo. También existen cajas de materiales alternativos como cartón, que se usan para las cremaciones y que son muy económicas. La funeraria que ofrece servicios de cremación está obligada a darle esta alternativa.

Otro detalle que mucha gente desconoce es que, dependiendo del estado en donde resida, es probable que no sea obligatorio embalsamar el cuerpo.

Si el fallecido va a ser cremado sin una velación o sin una ceremonia, muy probablemente pueda evitarse el costo de embalsamar el cuerpo.

Selección del ataúd

El costo de un ataúd puede variar mucho. Los más económicos se encuentran en el mercado por cerca de $600 dólares, pero según los materiales y el diseño, su precio puede superar fácilmente los $10,000 dólares.

Es importante recordar que gracias a la Ley De Funerales, ningún consumidor está obligado a comprar los productos que le ofrece la funeraria. Esto aplica para el ataúd, que se puede cotizar en el mercado hasta encontrar la mejor alternativa. Tampoco le pueden cobrar un cargo adicional por usar un ataúd comprado en otro lugar.

También recuerde que la funeraria le debe dar la lista de precios de los ataúdes antes de mostrárselos.

Selección de bienes y servicios adicionales

Dependiendo de los deseos de la familia y de la última voluntad de la persona fallecida, se puede ahorrar dinero en servicios que no sean esenciales.

Aquí puede considerar si es necesario pagar grandes arreglos de flores y decoración, o si prefiere una ceremonia más sobria y discreta.

Lo mismo aplica para la lápida o placa conmemorativa: los precios de las lápidas varían considerablemente dependiendo de los materiales y su fabricación, y oscilan entre $300 y más de $1,000 dólares, según la compañía Quiring.

De nuevo, todo depende de las preferencias familiares y los deseos que haya expresado el difunto.

Seguro de gastos finales

Una opción muy recomendable para prepararse para estos gastos es adquirir un seguro funerario, también conocido como seguro de gastos finales.

Este seguro cubre los costos del funeral de un ser querido al momento de su muerte y puede ayudar a pagar otros gastos relacionados con el final de la vida de la persona.

Lincoln Heritage Life Insurance Company® ofrece este seguro a través de su programa Funeral Advantage.

Este programa está diseñado específicamente para pagar los gastos que conlleva la muerte de un ser querido. Esto incluye no solamente los servicios funerarios, sino que también puede utilizarse para cubrir gastos médicos pendientes e incluso deudas de tarjetas de crédito o de otros préstamos que haya dejado la persona fallecida. 

Una ventaja del programa es que paga hasta $20,000 dólares en efectivo a los miembros de la familia y puede tomar un beneficio adicional por muerte accidental de hasta $100,000 dólares adicionales.

Otra ventaja notable es que los beneficios se pagan casi inmediatamente: tan solo 24 horas después de que la reclamación sea aprobada. Además, tanto las tarifas como el beneficio son fijos durante la vida de la póliza, en tanto se paguen las primas puntualmente.

Las personas entre 40 y 85 años de edad solo tienen que llenar una sencilla solicitud de tan solo una página y pueden calificar para el seguro.

Muchas personas temen que por sufrir de alguna condición particular de salud no van a ser aceptados. Por eso es importante destacar que NO se requiere un examen médico para calificar y la mayoría de las personas califican a pesar de sufrir condiciones de salud.

Si quiere saber más acerca de los costos de los servicios funerarios en los Estados Unidos, puede encontrar mucha información detallada en la pagina de Lincoln Heritage Funeral Advantage.

 

 

 

 

MENÚ